El eCommerce transformó toda la disciplina logística. Si todavía estás “esperando” para conocer mejor la reacción del mercado ante esta revolución, tienes que moverte ya. Sobre todo cuando se trata de optimizar tu punto de venta.

El punto de venta está cambiando

La navidad del 2017 vio una disminución del 12 % de visitantes a centros comerciales en Estados Unidos. ¿Por qué? Miles de usuarios ya prefieren comprar en plataformas online, como Amazon. Al final, esa tendencia redujo hasta 10 % de las ventas para cientos de comercios.

Por otro lado, las ventas del eCommerce en España, frente al comercio minorista, ya superan los 450 millones de dólares. La consecuencia es que, si no abrazan el comercio electrónico, más de 500 pequeñas empresas tendrán que cerrar sus puertas antes del 2021.

Para superar este panorama, las empresas tienen que abrazar las ventajas del eCommerce en su estrategia logística. Tal como afirma shipearly “las tiendas online generan menos costos operativos y pueden ofrecer surtidos más amplios”.

El gran problema está en regular los costos del envío; es decir, la logística de última milla. La solución está en renovar el punto de venta: éste debe coexistir con los puntos de entrega y la gestión de devoluciones que caracterizan al eCommerce.

Si ya estás preparado, aquí te van 4 consejos que te ayudarán a implementar esta fusión y transformar tu punto de venta.

1. Experiencia

El punto de venta tiene que ser un sitio de experiencia. Tienen que invitar a la compra (incluso la impulsiva, con en el caso de internet), y ser compañero de las compras online. El secreto está en crear una estrategia que combine lo mejor de ambos mundos. Así, un cliente puede visitar el sitio web del negocio para investigar su producto, y después visitar la tienda para terminar la compra.

 

2. Conoce a tus clientes

¿Cuál es el beneficio que tu consumidor obtiene? ¿Qué solución les ofreces? Ya no basta con saber su nombre o apellido; ahora debemos saber qué los motiva y sienten. Una estrategia de marketing que te puede interesar es crear Buyer Personas: una representación de tu cliente ideal; determina quién es el consumidor, qué problemas quiere resolver.

 

3. Sé coherente

Tu marca es más que identidad visual. Es “la percepción que una persona tiene sobre un producto, servicio, experiencia u organización”. Tu marca es la voz, el pensamiento, la personalidad… en fin la suma de todo tu negocio: identidad visual, cultura y servicio al cliente.

Si comprendes tu razón de ser a la perfección, no tendrás mucho problema en comunicarlo a tus clientes. Ambos (ellos y tú mismo) tienen que saber quién eres, qué haces, para qué lo haces y cuáles son tus valores.

 

4. Logística omnicanal

Hoy, los clientes buscan negocios omnicanales: les permiten realizar una sola compra, tanto en la tienda física como en la digital. Tienes que dejarles comprar un producto online, hablar con la marca en redes sociales y recoger el producto en la tienda física. Entonces, ambos puntos de venta deben ser vistos como uno solo.

Eso sí, cada uno de tus canales (físico y online) debe ofrecer atractivos que no estén disponibles para el otro. En otras palabras, dales una Propuesta Única de Valor (USP, en inglés).

 

Estos consejos son el primer paso para que tus puntos de venta tradicional y digital coexistan en tu estrategia logística.

Nosotros podemos ayudarte con eso y mucho más. Nuestros servicios se enfocan en el uso inteligente de tecnología, altos niveles de flexibilidad y servicio en instalaciones de calidad. Contáctanos y te asesoraremos para encontrar las mejores soluciones de logística para tu empresa.

Sin comentarios

Los comentarios están cerrados.

%d